Profesores y Formadores

Nuestros Profesores

Conoce a los formadores de la Escuela de Yoga y Conciencia
carlos

Carlos Serratacó

Imparto clases y cursos como profesor de yoga en Huelva desde hace doce años, donde vivo junto mi pareja Manuela y mi hija Alba. Anteriormente he vivido en Lima, Madrid, A Coruña y Sevilla, en un periplo y búsqueda vital permanente.

 

No creo en los curriculums, por tanto no voy a colocar ninguno. Me inicie como alumno hace muchos años, y en esa búsqueda hasta acabar como profesor he estudiado con aquellas personas que sentía me iban aportar comprensión en este camino tan hermoso.

 

Han sido muchos años de estudio, y me encuentro profundamente agradecido a todos aquellos que me han enseñado, con los cuales sigo manteniendo un contacto de amistad y respeto mutuos.

Entiendo el yoga como una totalidad que nos impregna y nos ayuda a ser mejores personas con nosotros y con los demás, como un eje integrador y enriquecedor hacia la vida. Continúo investigando y estudiando permanentemente la ciencia del yoga, junto con otras disciplinas como el tai chi y el taoísmo, el zen, el budismo… pues todo se ayuda y todo nos ayuda a comprender y a comprendernos.

 

En Huelva durante estos años he procurado abrir grupos/talleres/seminarios pioneros siempre relacionados son el yoga con la idea de facilitar y compartirlo con otras personas: como clases de hatha yoga, de viniyoga, de astangha yoga, de Iyengar, yoga de embarazo,  de yoga avanzado, de yoga para niños, de yoga para la tercera edad, de yoga personal terapéutico, de yoga para familias, de yoga y cáncer, de yoga y salud menta, de meditación, de atención plena, de silencio, de ansiedad… Igualmente he procurado normalizar el yoga introduciendo e impartiendo clase en los tres principales gimnasios de la ciudad: Wellness, Saladillo y Okfit.

Anualmente también realizo cursos a profesores donde muestro mi trabajo y líneas de investigación en yoga.

 

Ahora son los propios alumnos y alumna formados en la Escuela de Yoga y Conciencia los que continúan con muchas de estas líneas de trabajo y expansión del yoga a lo largo y ancho de la provincia de Huelva y Sevilla.

 

Por otro lado hay una labor de profundización y actualización viva y constante con los grupos de trabajo de la Escuela y en los Retiros de Yoga trimestrales realizados a lo largo del año.

 

Me encanta la naturaleza, los animales, las plantas, las estrellas, los amaneceres y los atardeceres, la soledad, por lo cual los últimos catorce años he vivido en el campo hasta el nacimiento de mi hija. Me apasiona leer desde niño, correr las olas en el mar embravecido, ser amigo de mis amigos, trabajar con las manos, vivir para mi familia, bailar soul, escuchar buena música, y busco momentos para ir una y otra vez a sentir esa soledad en el campo, en Beas, donde voy creando y plasmando lo que voy siendo cada día junto con las burritas Coquelico y Etiopía y Chispita, las gallinas, las ocas, los patos, y mis amigos los perros Prana y Mastín.

Echa un vistazo a nuestra galería de fotos y conoce un poco más lo que hacemos.
maria

María Cuaresma Romero

Comienzo a vincularme en diferentes movimientos asociativos desde la adolescencia. Con inquietudes ante las desigualdades sociales,  empiezo a aprender  la importancia y lo enriquecedor del trabajo con otras personas diferentes, con distintas formas de abordar las situaciones y ver la realidad y cómo  los procesos grupales nos descubren otros espacios y nos ayudan a ir creciendo en conjunto. Empiezo a desarrollar la capacidad de adaptación a nuevos escenarios, contextos y situaciones,  trabajar la resolución de conflictos desde la escucha, la empatía y la comprensión… Pero esencialmente, todos esos años me ofrecen y me enseñan: la generosidad y la magia que se crea de la unión de redes entre personas que van construyéndose.

 

Mi formación académica y profesional la voy especializando con los años en temas de acción social; trabajando con minorías étnicas, personas presas y sus familias, menores en riesgo de exclusión…..cultivándome especialmente en la discriminación de género,  enfocándolo principalmente en la formación, a través de la impartición de cursos profesionales y talleres didácticos, atención y seguimiento individual en los procesos de inserción social, dinamización, gestión de recursos… Orientado desde el crecimiento y desarrollo personal, el autoconocimiento,  el fomento de capacidades y habilidades individuales a partir de las propias experiencias vitales.

 

De una u otra manera el YOGA siempre estuvo cerca de mí; llamando mi atención de diversos modos; siempre existió un hilo conductor. Durante esa época, llegaron lecturas, clases esporádicas, retiros, seminarios, personas que me iba encontrando que participaban de mis inquietudes…

 

Sin embargo, es cuando me decido a realizar la formación el momento en el que realmente tomo conciencia de lo que supone el YOGA en el viaje de  vida; cómo lo voy sintiendo en mí, cómo lo vivo y cómo me va transformando a cada instante. Se comienza a convertir en una forma de comprender el mundo en el que habito, una manera de situarme y de existir: me proporciona calma, sosiego, sabia capacidad de reacción ante diferentes circunstancias, habilidad para gestionar mis energías, para elegir conscientemente, sorpresa, descubrimiento constante, disciplina, salud… Una conexión real conmigo misma de la que ya no puedo separarme.

 

Actualmente, sigo estudiando, profundizando, interiorizando, deconstruyendo para volver a construir… Este camino no termina, y no hay metas: sólo actitud e ilusión.  Imparto clases semanales en el Centro 02 Wellness de Huelva, en la Clínica  Integra Salud, conjuntamente con clases particulares e individualizadas.

adri2

Adriano Flores Cano

Nací en Huelva hace 27 primaveras, y mi caminar hasta el yoga ha sido especial y curioso. Después de una vida dedicada al fútbol, fue hace 8 años que descubrí este sendero de las disciplinas físicas que aunaban algo más que lo físico. Me llamaba la atención todo lo relacionado con utilizar al cuerpo para conocerse a uno mismo. Antes de encontrar el yoga tal y como lo conozco hoy día, descubrí otras cosas que me alimentaron mucho y me hicieron comprender mucho mi cuerpo: tai chi, distintos estilos de artes marciales chinas, Pilates, gimnasia deportiva, escalada, halterofilia, etc. La gimnasia deportiva fue un pilar fundamental para todo lo que hice después, pues me dio mucha conciencia corporal, y me ayudó a entender el cuerpo y su movimiento.

 

Mis primeros encuentros con el yoga fueron hace 6 años por medio de otras disciplinas más comerciales o “fitness” que tenían al yoga y sus posturas como elemento de fortalecimiento físico pero no de comprensión, como descubrí más tarde que realmente era el yoga. Mi abrazo definitivo con el yoga lo hice gracias a la Formación de Profesor de Yoga de Carlos Serratacó, y que hoy en día considero uno de los grandes acontecimientos que han tenido lugar en mi vida, no sólo por lo que me ha aportado físicamente sino por cómo ha hecho evolucionar y sanear mi visión de la vida.

 

Siento el yoga como un camino de consciencia del ser, comprensión, práctica no sólo física, risas, más risas, paz y armonía. Y para todo esto, sentir; mucho sentir. Poder estar en contacto con lo que uno es, descubriéndose, a través del cuerpo, a través del silencio. Un camino que va en dos direcciones; primero hacia ti y luego hacia los demás. En sánscrito, ‘Yoga’ significa “unión”. Para mí, es unión de lo que se piensa, con lo que se siente, con lo que se dice y con lo que se hace. Que todo esté en armonía, que se vibre eso. Mi frase, desde que descubrí el yoga y echó raíces en mí: “no pasa nada. Todo está bien.” A dia de hoy continuo formándome en esta ciencia milenaria con Carlos, en la Formación de 3er año.

 

Actualmente doy clases en como profesor de yoga en varios gimnasios de Huelva: El Saladillo, O2, Lowfit. También doy clases de yoga en un pequeñisimo estudio de Pilates en el centro de la ciudad, donde las clases son maravillosas con un grupo reducido. A su vez, también colaboro junto a Carlos en la Formacion de 1er año en el albergue juvenil, ayudando a crear nuevas generaciones de profes de yoga.

Es un placer poder compartir todo esto, cada día, haciendo comprender a la gente y alimentandome de eso mismo, pues siento que llena mi vida. La palabra es, y siempre será: agradecido.

María Terrada Abril nació un 17 de Septiembre de 1981. Apasionada por el Yoga, la Danza y los Viajes.

 

Desde pequeña mostró su amor por la Danza. A los 6 años de edad comenzó en Ballet, y posteriormente y hasta los 19 años practicó Gimnasia Rítmica, aprendiendo durante estos años el sentido de la Disciplina y la Costancia.

 

Hoy día, María es Bailarina, Diplomada en Turismo y Profesora Multidisciplinar (Pilates, Latino, Danza Oriental, Ballet, Contemporáneo y Yoga).

 

Dirige su propia Escuela de Danza, Compañía de Baile y Centro de Retiro, a la vez que imparte clases en diferentes Centros Deportivos de Huelva.

 

Una persona muy activa, que encuentra el Equilibrio en la práctica de Yoga y en el contacto con la Naturaleza.

 

María afirma que el Yoga transformó su vida. Ahora vive más Consciente, Ilusionada y Feliz. Ella describe el Yoga como el Viaje más Apasionante: “La Aventura de Reencontrarse con Uno Mismo”

maria2

María Terrada Abril